Cómo lidiar con las críticas

Escrito por el 26/04/2021

¿Cómo lidiar con las críticas?

 

Puede que en algunos momentos de nuestras vidas nos hayamos sentido afectados por comentarios de terceros. Es cierto que no controlamos lo que dicen los demás, pero sí podemos aprender a cómo lidiar con las críticas sin tomarlo personal. 

 

A lo largo de nuestra vida nos toparemos con personas que quieran ayudarnos, otras ni tendrán el más mínimo filtro para decirnos sus opiniones con respecto a nosotros. Puede que en esta última situación nos sintamos vulnerables o ansiosos, pero si conocemos bien qué hay detrás de ello tendremos nuevas maneras de sobrellevar esas críticas.

 

¿Qué son las críticas?

 

Las críticas son juicios de valor (positivos o negativos) que emite una persona con respecto a algo o alguien. Generalmente este tipo de señalamiento proviene desde sus gustos, creencias, experiencias y conocimientos.

 

Las críticas tienen dos intenciones, construir o destruir. Cuando hablamos de una crítica constructiva es aquella que es dicha desde la asertividad, el respeto, la consideración y tiene la finalidad de demostrar al receptor que puede corregir o mejorar algo sin atacarlo.

 

Mientras que la segunda crítica tiene como objetivos menospreciar al otro o hacerle sentir mal bien sea con su trabajo, cuerpo, personalidad, entre otros ámbitos. Puede ser realizada de forma consciente o inconsciente. 

 

Existen entornos donde este tipo de críticas negativas suelen ser más repetitivas. Todos tenemos algún conocido que nos ha comentado que hemos aumentado de peso, que nos vemos mal por mencionar algunos ejemplos. 

 

Dependiendo de nuestra madurez emocional y autoconocimiento podremos gestionar las críticas de forma correcta partiendo de que muchas veces ellas pueden brindarnos oportunidades de crecimiento sobre nuestras acciones en el trabajo o en la vida diaria. 

 

Leer también sobre Síndrome del impostor

 

Pero en caso de que las críticas vengan cargadas de ataques, también te comento que existen maneras de sobrellevarlas sin caer en el juego de quién las hace para crear conflictos.

 

8 maneras de lidiar con las críticas:

críticas
1. Comprende el mensaje y quién lo dice:

escucha bien el mensaje desde la objetividad dejando a un lado el ego y tomando en consideración de quién viene la crítica. ¿Proviene de un familiar que te conoce desde siempre? ¿Un desconocido? ¿Un profesional en el área? También evalúa qué está criticando y de ser acertada trabaja en mejorar ciertos aspectos que necesitas cambiar. 

 

2. No te dejes llevar por tus emociones:

la crítica está mal asociada con el descrédito o la burla. Apenas pensamos en esa palabra las emociones nos cruzan y deseamos defendernos, pero ¡stop! Primero antes de contraatacar cálmate, respira un poco y no te permitas caer en el juego del otro. Si te molestó dile que conversarán ese tema luego. 

 

3. Pon límites:

si has detectado a aquellas personas que hacen críticas sin justificación y con señalamientos inadecuados, es conveniente que pongas límites claros para no seguir permitiendo que te lastimen. Exige más respeto de ser necesario.

 

4. Evalúa el contexto donde se da la crítica:

muchas veces la crítica  proviene más de la situación o estado de ánimo del otro que de la propia realidad. Si alguien quién te aprecia te ha hecho un juicio de valor cargado de rabia, procura no tomarlo personal. Mejor evalúa el entorno del otro; quizás esté pasando por un mal momento y actúa de esa manera.

Lo mejor que puedes hacer en estos casos es acompañarlo en su proceso o tenderle la mano si tiene algún problema. 

 

5. Conócete:

muchas veces tras una crítica llega la ansiedad y emergen ciertas inseguridades, en ese caso es recomendable que sepas quién eres, conocer tus fortalezas y limitaciones para no sentirte tan fuertemente juzgado por el otro. 

Generalmente cuando nos sentimos atacados es porque nos hemos dicho esa crítica antes que los demás lo hayan hecho. Así que si trabajas en conocerte podrás ver las cosas con mayor objetividad y libertad. 

 

6. Agradece:

muchas veces pasamos la vida en automático. No nos damos cuenta de que quizás estamos haciendo algo incorrecto. Las voces externas (hay sus excepciones) pueden ubicarnos en la realidad y nos ayudan a hacer mayor introspección. Es conveniente  que agradezcas todo eso que te impulsa a crecer y a vivir mejor. 

 

7. Escúchalas de forma literal

: cuando alguien hace un señalamiento que tenga que ver con nosotros, en seguida buscamos interpretar la situación como mecanismo de defensa, sin embargo, esto puede afectarnos porque empezamos a suponer e inventar una realidad catastrófica en nuestra mente. Procura comprender de forma muy precisa lo que el otro quiere decir, y si es posible, preguntar para entender el mensaje de manera correcta.

 

Leer también sobre Creencias limitantes

 

8. Comparte la experiencia:

en ocasiones podemos sentirnos abrumados ante la incertidumbre que trae consigo una crítica, suele ocurrirnos en un ambiente familiar o de trabajo. No obstante, puedes recurrir a otros y preguntarles cómo se han sentido en determinados casos y cómo sería la mejor manera de abordar tal situación. ¡No estás solx!

 

Cuando eres tú quien hace la crítica

 

Ya hemos conocido algunas maneras de lidiar con las críticas pero ¿cómo podemos hacer una sin que otro se siente mal u ofendido? te recomiendo estas cuatro valiosas técnicas:

 

1. Cuida tu lenguaje verbal y corporal:

recuerda que muchas veces no hace daño lo que decimos sino el cómo lo hacemos. Cuando estamos atentos a esos pequeños detalles como la entonación y la amabilidad el mensaje puede llegar de forma correcta.

 

2. Sustenta tu crítica:

procura a sostenerla con bases y argumentos. Así, el otro podrá evaluar tu punto desde una perspectiva neutral y objetiva.

 

3. Practica la técnica del Sandwich:

este método consiste en realizar una crítica usando a favor el elogio para iniciar, y para finalizar. Te recomiendo que comiences agradeciendo al otro y recalcando los aspectos que valoras como positivos, luego haz la crítica, y dile saber porque la sugerencia le vendría mejor.

 

4. Practica la empatía:

en este punto incluye el momento, el lugar, y el contexto en que la persona se encuentre. Piensa el mensaje y dilo cómo te gustaría que lo hicieran contigo. Ponerte en los zapatos del otro es la mejor opción para conectar con su situación.

 

Por último, es importante reconocer que las críticas son unas de las cosas más comunes que existen. Cuando sabemos que tarde o temprano tocarán a nuestra puerta no nos sentiremos frustrados ni atacados directamente. 

 


Comentarios
  1. NIEVES PARDO   a las   2:30 pm de 26/04/2021

    Muchas gracias Laia, tuve una experiencia con un familiar y la verdad no me lo esperaba y no me dio tiempo a reaccionar, con lo que no le conteste.

     

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no se publicará.Los campos requeridos están marcados con *



Abrir chat
Quiero saber...