Las creencias limitantes son aquellas creencias que tienes sobre ti, sobre tu entorno o sobre la vida, que te están limitando de alguna manera.

Tu cerebro es un recolector de información; es como un programa informático. Interpreta la realidad en base a algunas premisas: la condición genética, los recuerdos del pasado, las interpretaciones del futuro. Imagínate que en tu familia siempre han tenido problemas en las relaciones de pareja. Tanto tus padres como tus abuelos, de una u otra manera. Esta información la tienes en tus células, porque cuando estuviste en el vientre materno, los pensamientos que tenía tu madre generaban una respuesta química en formato de emociones. Todo esto tú, lo percibías aun si no entendías que es lo que estaba pasando. Por otra parte, imaginemos que en tu infancia, tu vieras algunos conflictos en las relaciones en tu familia. Creciste con la premisa o la hipótesis, de que es imposible ser feliz en una relación. Así que cuando inicias una relación, tu cerebro busca aquellos argumentos o razones para recordarte que es imposible ser feliz en una relación alentándote a que te protejas porque en el futuro no vas a ser feliz. Esto puede que te impulse a romper la relación y a evitar cualquier tipo de compromiso, o puede que te lleve a vivir complaciendo o con resignación en una relación donde eres infeliz.

 

Una creencia limitante

Una creencia que te limita es una creencia que te impide llegar a ser la versión que eres. Lo bueno es que nuestro cerebro es como un software, y simplemente relaciona, conecta diferentes eventos o pensamientos en base a las creencias que tenemos. Por ejemplo:

Tú crees que eres fe@ y poco interesante. Te invitan a una fiesta y estás dudando de ir. Tu crees que te vas a sentir mal (anticipación y tal vez recuerdo del pasado) y que acabarás sol@. Pero decides probar algo nuevo. Cuando tienes que arreglarte, dudas si ponerte algo discreto, o aquel vestido o traje llamativo que en el fondo tanto te gusta. Eliges lo segundo. Cuando entras en la sala de la fiesta, varias miradas te siguen y te observan. Tú piensas “me equivoqué de vestido”. Estás suponiendo que te miran porque te queda mal. Y lo supones en base a tu premisa “soy fe@ y no soy interesante”. Te acercas a la barra a tomar algo y alguien se acerca y te da conversación. Pero tú estás nervios@ y apenas respondes en monosílabos. Al final la persona se despide educadamente y se va. Y tu piensas “sabía que no debía venir, no caigo bien, se ha ido porque no soy interesante”. Delante de todo esto, olvidamos las otras posibilidades: que la gente te mirara porque les gustara el vestido, les gustaras tu, o simplemente por curiosidad del nuevo que entra. Olvidamos la posibilidad que la persona que se acerca a hablar realmente le interesa, pero que respondiendo con monosílabos no se lo ponemos fácil. Olvidamos que esa persona también tiene sus creencias e igual piense que no deseas conversación y por eso se va. O simplemente se cansó de estirar la conversación.

Tu cerebro buscará aquellos argumentos o se fijará en aquellos aspectos que confirmen tu creencia inicial.

Esto explica mucha situaciones en la vida de las personas. Da igual qué situaciones: relaciones, profesión, dinero, salud, crecimiento personal, etc.

Así que define las diferentes áreas de tu vida, que viste en el artículo anterior sobre crecimiento personal, y pregúntate: ¿Qué creencias tengo que están haciendo que viva así esta área de mi vida?

Para desprogramar las creencias hay varias maneras:

  • tomar consciencia es fácil y muy poderosa. Simplemente al tomar consciencia algo se empieza a mover para resolverlo
  • Meditar. Cuando meditas estás borrando software de tu mente
  • Ho’oponopono para borrar memorias
  • Desprogramación de creencias

Dime, ¿cuáles son las creencias limitantes que descubriste?

 
Sumario

Tagged as , , , , , ,



Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Continue reading


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies