Tipos de Família

Escrito por el 12/04/2021

Familia: ¿cuáles son sus crisis y soluciones?

 

Grande  pequeña o tradicional, sabemos que es el núcleo de nuestra sociedad, cada una tiene particularidades, tradiciones, costumbres y formas de interactuar, por eso hoy quiero hablaros de la familia: ¿cuáles son  sus crisis y soluciones?

 

La familia también es nuestro primer entorno de socialización, es decir, el primer contacto con el mundo y la realidad, pues son quienes poco a poco nos muestra que hay afuera, qué son los valores, modales, deberes y roles que desempeña cada miembro. 

 

En ese sentido, nuestra familia tiene una enorme repercusión en nosotros, en lo que buscamos o elegimos, debido a que es el primer modelo de referencia para las relaciones interpersonales que tengamos, tener una idea de qué buscamos, anhelamos y esperamos de otros. 

 

También es conveniente mencionar que la familia como institución social suele cambiar a través de los años, las crisis, la cultura y por supuesto en el contexto social en el que conviven. 

“Cuando las familias son fuertes y estables, también lo son los niños que muestran mayores niveles de bienestar y resultados más positivos”. Lain Duncan Smith.

 

Leer también sobre La necesidad de aprobación

 

4 tipos de familia que debes conocer:

familia

1. Familias uniformadas:

son aquellas que mantienen una tendencia a la individualización y se rigen bajo el mandato del rol paterno que es imponente y autoritario. Este esquema familiar suele ser rígido, y tiende a tener a ser poco comunicativo.

 

2. Familias aglutinadas:

este tipo de familia suele tener poca individuación y diferenciación entre sus miembros. El rol de la madre tiene mayor predominancia, mientras que el rol del padre está totalmente debilitado. En esta dinámica se privilegian los lazos afectivos, a tal punto que pueden ahogar al resto de sus integrantes. Al mismo tiempo, suelen ser familias donde viven lo nuevo como algo desestabilizador. 

 

3. Familias aisladas:

existe un consecuente deterioro dentro del seno familiar. En ese sentido, impera el individualismo (cada quién a sus asuntos). Generalmente las normas y los valores no tienen mayor importancia, cada quien vela por sus propios intereses y sus individuos suelen estar desconectados de la realidad de los otros. 

 

4. Familias integradas:

son familias con dinámicas estables en la que impera la asertividad, la flexibilidad y la adaptación a los cambios que pudieran surgir en su seno. Los roles no son algo estático, pueden sufrir transformaciones. Cuentan con la capacidad de gestionar correctamente sus problemas. 

 

Leer también sobre cómo reconocer nuestras heridas transgeneracionales

 

Las crisis en la familia

 

Las crisis son circunstancias que forman parte de la evolución del ser humano y de su círculo más cercano ( en este caso el ámbito familiar) estos eventos pueden debilitar las dinámicas familiares o reconstruirlas para aprovecharlas positivamente. Estas crisis se dividen en varias categorías:

 

  • Crisis de evolución:

    son crisis inevitables, además que son inherentes a cada ser humano. Son los conflictos ineludibles y que llegan a lo largo de la vida como la pubertad, mudanza de un hijo al exterior, jubilación, nacimiento de los hijos, entre otros. 

 

  • Crisis estructurales:

    suelen ser las más complejas debido a que sus causen emergen por causa encubiertas o de fondo. Estos conflictos impiden que las soluciones se ejecuten fácilmente. Por ejemplo: infidelidades, problemas de alcohol, drogadicción. 


  • Crisis externas:

    son generadas por sucesos inesperados. Pero lo más temible aparece cuando se empiezan a adjudicar culpables de lo que se pudo haber evitado en determinado caso, en lugar de adaptarse a las circunstancias presentes. 

 

  • Crisis de atención:

    el problema radica cuando uno o más miembros no pueden valerse por sí mismos. Las crisis son más graves cuando se requiere alguna ayuda especializada, y el otro deja de cumplir con sus labores para apoyar al afectado.

 

Resolver las crisis

familia

Dependiendo de la relación que tengamos con nuestra familia, podemos detectar y definir algunos límites necesarios para desenvolvernos como seres humanos. A través de la terapia sistémica familiar, el terapeuta proveerá de algunas herramientas a sus miembros para superar las crisis.

 

El psicólogo es un experto que tras numerosos años de estudio ha estudiado las dinámicas familiares que son funcionales y disfuncionales, y al mismo tiempo logra detectar algunos elementos que pueden favorecer al cambio duradero y enriquecedor.

 

De hecho, muchos expertos en este tema suelen catalogar a las familias de dos formas: funcionales o disfuncionales. La primera corresponde a dinámicas relacionales favorecedoras y enriquecedoras en la cotidianeidad. Son aquellas en la que cada uno de sus miembros goza de autonomía, se construyen bases sólidas para la crianza de los hijos, existe la comunicación, comprensión y amor. 

 

Mientras que en una familia disfuncional ocurre todo lo contrario, generalmente están marcadas por bucles de conflictos casi a diario, tensiones, negligencia, desatención, violencia física o psicológica, y otras dinámicas relacionales que interfieren negativamente en el desarrollo psicosocial de sus miembros.

 

Lo primero que debemos tener presente para solventar las crisis familiares, es lograr que cada uno haga introspección sobre su rol y darse cuenta de que si existe un problema, de lo contrario no se podrá proceder. Y en segundo lugar, se necesita la mayor disposición para resolver el conflicto.

 

A lo largo del camino terapéutico el cliente tratará a la familia como un sistema en el que todos están involucrados, conoce la historia de cada uno de sus miembros y al mismo tiempo los invita a establecer límites sanos para una dinámica más llevadera.

 

Leer también sobre Heridas emocionales para sanar 

 

Podría decir que todas presentan dificultades, de hecho,las familias perfectas no existen por el mismo hecho que están conformadas por humanos. Pero lo que sí está claro es que cuando existe amor, empatía y comprensión los problemas cotidianos pueden ser resueltos desde la madurez y la serenidad que tanto buscamos.

 

Si bien el trabajo terapéutico proporciona las herramientas adecuadas para un manejo asertivo de cualquier situación, mejora la comunicación y fortalece los lazos positivos entre sus miembros no significa que no tendrán problemas más adelante, pero lo que sí podrán tener a su favor es que a partir de ahora el abordaje del problema será desde el amor, la comprensión y la empatía. 

 


Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no se publicará.Los campos requeridos están marcados con *



Abrir chat
Quiero saber...