Empecemos desde el principio.

Es difícil que puedas establecer una buena relación con cualquier persona o cosa exterior a ti, sin tener una buena relación contigo. Si tu cuerpo está compuesto por átomos, y cualquier materia está formada por átomos y el espacio vacío está formado por átomos, quiere decir que quien tu eres (un cuerpo) es lo mismo que quien crees que no eres (el espacio que hay entre tu y las paredes, por ejemplo). Puesto que todo es energía, y la única diferencia es que los átomos de la materia se expresan en forma de partícula, mientras que los átomos del espacio que aparenta vacío están formados por ondas.

Bien esto da para otro artículo entero.

Sin embargo, lo que es importante ahora, es que Si esto es así, lo que hay fuera de ti, es igual a lo que hay dentro de ti, es decir: al ser Todo energía, te relacionarás con otras personas que a pesar que te pueda parecer que son dispares a ti, tendrán algún tipo de energía parecida a la tuya, ya que sino, no estarían en tu realidad experimentada, puesto que los átomos se atraen por misma frecuencia o similar.

Entonces, la mejor forma de querer mejorar cualquier tipo de relación con algo “exterior” sean personas, áreas (salud) o cosas (dinero) es empezando por lo único que tienes a tu alcance: LA RELACIÓN CONTIGO.

Y lo que quiero abarcar en el artículo de hoy es algo muy concreto:

EL DIÁLOGO QUE TIENES CONTIGO

Ese diálogo tiene que ver con concretamente con las palabras que usas contigo, que tienen un efecto directo en tu Autoestima y en tu sensación de valía personal, aprobación o reconocimiento.

Demasiados clientes me dicen: “he sido un imbécil” “soy un desastre”, “si no lo logro habré fracasado”, “si no me lo dicen no valgo” , y un largo etcétera.

Tienes que saber algo muy básico.

Si tu cuerpo está formado por átomos, esos átomos vibran en una frecuencia distinta según las emociones que experimentes, hay estudios que muestran que éstas vibran en una frecuencia de ondas más alta o más baja.

Adivina: más alta según emociones más elevadas (alegría, esperanza, ilusión, generosidad), más baja según emociones más densas (tristeza, depresión, ira, enfado, ansiedad)

Las palabras o los pensamientos que tu tienes, tienen una relación directa con tu cuerpo a través de las emociones que estas palabras te hacen experimentar. Si tu no paras de decirte que eres torpe, imbécil, fracasado… ¿cómo crees que se va a a sentir tu cuerpo?

Así ves que las palabras que te dices tienen un efecto INMEDIATO y ROTUNDO en tu cuerpo, por lo tanto te animo  a que vayas con cuidado a la hora de relacionarte contigo, que lo hagas con mimo, con estima, con respeto, con compasión.

Algo que te puede ayudar: Piensa cómo tratarías a un amigo que está pasando por un momento similar al tuyo… la mayoría de personas serían empáticas, compasivas y amorosas. Usa esta herramienta para tratarte exactamente de la misma manera.

¡Conviértete en tu mejor amigo!

 

Tagged as , , , , , , , , ,



Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies