El Poder de la Intención

Escrito por el 26/10/2020

El poder de la intención

Muchas personas viven sus días siguiendo una fuerza invisible: la inercia. Es como si dejaran que la vida les llevara por donde quisiera, sin poner resistencia, pero sin poner voluntad. El poder de la intención es algo que nos sirve para poder dirigir nuestra vida hacia dónde deseamos, como quien dirige un barco en medio del océano esperando llegar al puerto deseado. A veces hay cambios y giros en el camino, otras veces puede ser que no se llegue al puerto, pero está claro que sin el poder de la intención, puedes quedar muy lejos de dónde te gustaría. Puede que vayas a un puerto muy lejano, o lo que es peor, puede que estés toda la vida a la deriva, según las olas y el tiempo, según las circunstancias externas.

Cómo saber si te estás dejando llevar por la inercia o piloto automático:

el poder de la intención

  1. En tus quehaceres diarios te da igual lo que hagas o hagais en família, pareja o amigos. Te dejas llevar en la mayoría de actividades.
  2. Igual desearías ser artista, escritor o coach, pero como lo ves muy difícil ni tan siquiera lo intentas. Por el contrario, dejas que la vida te lleve a aquella profesión que se adapte (te de seguridad, te de dinero, te de tranquilidad mental sin salirte de tu zona de confort)
  3. No luchas por las cosas que quieres (un cambio de estilo de trabajo, una relación con otra persona, una idea de negocio, tu propia salud, una mejora contínua)
  4. Delante de un conflicto (interno o externo) esperan que las cosas mejoren sin hacer nada
  5. Tiendes a postergar las cosas que deseas hacer, en tu vida cotidiana y en aquellos aspectos que son cruciales para ti.

Tú no eres necesariamente lo que dices. Tu comportamiento es un barómetro mucho más adecuado para medir tu valor. Lo que haces en tus momentos presentes es el único indicador de lo que eres como persona.

«No digas cosas. Lo que eres, relumbra sobre ti mientras lo haces, y atrona con tal fuerza que no puedo oír lo que alegas en su contra» Emerson.

 

Cómo usar el poder de la intención

Nuestra voluntad es un aspecto a desarrollar cuando deseamos algo en nuestra vida. Y créeme, ese poder es inherente en el ser humano. Ahora mismo, lleva la atención a tu pie derecho. Mueve el pie. Observa como el pie se mueve, simplemente por le poder de tu voluntad o intención. Tú lo has pensado, y el pie se ha movido. Esta conexión cuerpo mente que tenemos tan interiorizada, como si fuera algo tan sumamente ordinario, realmente es extraordinario. Entonces, de la misma manera, cuando usas el poder de tu intención para que acontezcan circunstancias en tu vida, esto puede empezar a desarrollarse con facilidad y gozo. Recuerda que allá donde pones tu atención, va tu energía. Y entonces la energía se mueve en esa misma dirección.

Tips para usar el poder de la intención:

  1. Cuando te despiertes por la mañana, visualiza y desarrolla cómo te gustaría que fuera tu día, ponle intención, fuerza en tu voluntad. Hoy decides estar abierto a los demás, tal vez hoy terminas el proyecto que tenías tan atrasado, o definas que es un gran día para buscar ese nuevo hobby que hace tiempo que tienes en mente. O mejor aún, hoy decides ser feliz independientemente de las circunstancias.
  2. Plantéate objetivos diarios. Hay gente que le va bien planificar mensual y trimestralmente, pero a la mayoría no le funciona. Cuando inicies tu jornada, sea de trabajo o no, escribe en tu agenda o en tu móvil las actividades o tareas que quieres hacer en ese día.
  3. Pon la intención a no desviarte de tu camino con distracciones (whatsapp, instagram, chats varios, juegos online, etc). Veo muchas personas que inician la mañana y al cabo de poco están distraídas sea leyendo artículos online, chateando con amigos, o buscando conversaciones varias. Si esto forma parte de tus objetivos no hay problema, pero sino, haz lo siguiente:
    1. Ponte un tiempo de concentración. Pueden ser 2 h si eres muy bueno en la materia o puede ser acabar la tarea en cuestión. Puede ser 45 mn. Da igual el tiempo, pero póntelo porque así te permites aprender a regularte.
    2. Si la ansiedad te corroe, haz una mirada rápida a tu whatsapp, prioriza los mensajes a responder, pero si son cosas sin importancia, apártalo, archiva el chat, y decide responder más tarde. Ahora estás priorizando tu vida.
  4. Haz una lista de aquellas tareas que están pendientes (desde el cambio de armario, llamar al médico, gestionar un tema de burocracia, etc) para no permitir que la inercia mueva estos hilos que sabes que en el fondo son importantes para ti.
  5. Haz una lista de aquellas actividades todavía más importantes para ti que están pendientes: sentirte feliz en tus relaciones, hacer un cambio de enfoque en tu trabajo o tu negocio, mejorar la relación que tienes contigo mismo, hablar fluidamente inglés (lo cuál puede implicar una proyección profesional). Aplica un plan, pequeñas decisiones que puedes hacer que te ayudarán a llegar donde quieres llegar. Si no decides, al final también estás decidiendo. Puedes leer más en mi artículo Toma de decisiones.
 

Etiquetado como



Comentarios
  1. Yolanda Gil   a las   6:16 pm de 27/10/2020

    Muy buen artículo!!
    Yo me pongo compromisos diarios.
    Unas veces los cumplo y otras no. Cuando los cumplo me siento muy satisfecha. Cuando no los cumplo, (ya) no me fustigo. Me los vuelvo a dejar para el día siguiente hasta que los cumplo.
    Gracias por el tiempo que dedicas a dar tan buena info!

     

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no se publicará.Los campos requeridos están marcados con *


Continua leyendo


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Quiero saber...