Cómo te afectan la redes sociales

Escrito por el 28/01/2020

Cómo te afectan las redes sociales

La tecnología lleva años imponiéndose. Es la nueva R-evolución. Ha permitido que la información fluya a nivel global. Ha permitido que la verdad salga a la luz de forma sorprendente, como el fundador de Wikileaks, Julian Assange, a pesar de que desgraciadamente los intereses políticos sigan imponiéndose y ya esté sufriendo las consecuencias de su osadía.

Las redes sociales han permitido un escaparate entre las personas para verse, sentirse conectados, conocer gente, encontrar pareja o relaciones esporádicas, sexo casual, grupos de personas pertenecientes a unos mismos intereses formando distintas tribus urbanas, etc.

Me encanta la facilidad con la que uno puede conectarse al mundo a través de whatsapp, permitiendo que las personas respondan en el momento que le vaya bien, o manteniendo pequeñas conversaciones instantáneas que sostienen las relaciones sin necesidad de demasiado esfuerzo.

Existen algunos rasgos comunes generado por la ola de la tecnología:
  • Nos hemos acostumbrado a la inmediatez en las respuestas, lo cual ha abierto una ventana a la exigencia en las relaciones
  • Parece ser que pasar el rato viendo instagram o facebook o cuaquier otra, es algo normal (aunque pueda robarte de 1-3h diarias de tu tiempo)
  • Las personas muestran una imagen parcial e incompleta de sí mismos ya que solamente exponen la que les interesa mostrar
  • Las redes sociales han facilitado la comunicación internáutica, pero han dificultado la comunicación real.
  • Nos hemos vuelto en cierto modo más aislados, individualistas y menos solidarios

 

Permíteme que coja estos últimos puntos.

Las redes han dificultado la comunicación real:

Parece que a las personas les es más fácil hablar a través de las redes, o del móbil, que en persona. Es sorprendente, ya que la comunicación no verbal supone el 60% de la comunicación real y esto no puede sustituirse por mucho emoticono que se ponga. Pero a la hora de expresar sentimientos, las redes sociales ganan. Esto promueve personas cada vez más inmaduras emocionalmente, sin la capacidad de afrontar situaciones emocionalmente incómodas, facilitándose una vía de escape al posible rechazo a través de unas palabras por chat, por ejemplo. Pareciera que esto protege a la gente de experimentar dolor, rechazo, humillaciones, etc pero… también te frena a la conexión real entre persona. Esa conexión que se establece a través de la mirada, a través del tacto, a través de un abrazo.

Y contra todo pronóstico, las personas están más necesitadas que nunca de contacto humano. Algunos de mis clientes incluso se autoengañan: «no me gusta que me toquen». Pero la verdad es que el tacto es tan poco habitual, que a veces puede dejar fuera de juego. «¿Debo interpretar esto como un acercamiento sexual?» o «Cuando me abrazan me tenso»

¿Estamos preparados para relaciones de verdad? ¿Estamos preparados para experimentar el amor y recibirlo?

En algunos de los talleres que he asistido a lo largo de los años, uno de los ejercicios es pasearse y mirarse a los ojos, plantarse delante de alguien y seguir con la mirada posada en el otro. Reconozco que al principio me inquietaba. Me sentía vulnerable. ¿Acaso no estaba acostumbrada a sentir la mirada ajena? Todos nos miramos cuando conversamos!!

¿O no?

Ahí me dí cuenta que al conversar la mayoría mira, pero no ve. Y en estos simples ejercicios, el nivel de intimidad que estableces con alguien desconocido es abrumador, y enriquecedor a la vez. Porque admiras la esencia que esa persona tiene en su interior, y no su cuerpos o u aparente personalidad. Se trata de descubrir el valor que tiene el otro por ser (no por tener, lograr, ni hacer).

¿Dónde queda eso a través de las redes sociales?

 

Nos hemos vueltos más individualistas y aislados

Las redes sociales han permitido chatear sin levantarte del sofá, aprender sin salir de casa, tener sexo inclusive sin tocar la piel del otr@…

Mantiene a las personas en una zona de confort mucho mayor. Y con menos ganas en adaptarse a conocer a los demás. Hablo de interés real, no de un saludo  y un par de chupitos. El interés en conocer que hay detrás de la sonrisa de alguien o de las motivaciones de otro o de las distancias del/la tercer@.

Las relaciones familiares se han vuelto descafeinadas, menos profundas, porque los hijos se pasan el rato con el móbil a cuestas.

Las relaciones de pareja muestran a veces dos personas sentadas en el mismo sofá cada cuál con SU móbil en la mano, en SU mundo. Sin hablarse, algunos creen que están compartiendo en pareja, otros se desviven por reconnectar ya que sienten que falla la conexión de algo que no saben explicar.

Lo cierto es que establecer relaciones profundas y duraderas, sea de pareja, família o amistad o coleguismo, etc, requiere:

  • Atención
  • Interés/Ganas
  • Tiempo

Curioso, 3 rasgos cada vez menos vigentes. La dispersión es algo sumamente exponencial gracias también a las redes sociales, por lo tanto, prestar atención se hace más difícil. La apatía o la falta de interés o motivación en las personas puede hacerse bastante evidente cuando la necesidad de poner distancias y protegerse se hace urgente. Y el tiempo, ese amigo fugaz que no perdona, se vuelve nuestro peor enemigo cuando no sabemos jugar con sus reglas: Vivir el presente, dedicar tiempo a lo que amamos, priorizar lo importante.

Y que conste que me siento bendecida y agradecida por estar en esta era de recuperación! Gracias a ello ahora tu estás leyendo este artículo. Gracias a ello voy observando como las personas cada vez buscan más las conexiones aunque sin saber qué necesitan, y es un honor para mí formar parte del ciclo ayudando a integrar todas las partes del YO para que los individuos puedan experimentar su mejor versión.

 


Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no se publicará.Los campos requeridos están marcados con *


Continua leyendo

Próximo Post

La intuición


Thumbnail
Post anterior

La gratitud


Thumbnail


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies