Cómo el Subconsciente influye en nuestra vida

Written by on julio 30, 2019

El subconsciente influye en nuestra vida. Al 95%. El problema es que nosotros nos centramos en el 5%. En lo que vemos, en lo que oímos, en lo que tocamos, en lo que degustamos. Fuera de esa realidad aparente creemos que no existe absolutamente nada, porque no podemos comprobarlo, porque nuestra educación y formación se ha centrado exactamente en nuestros sentidos. La verdad, es que es comprensible; cuesta creer que haya algo más allá de lo que vemos. No hay evidencia (a nuestros ojos, pues sí la hay con investigaciones científicas) y depende de un factor que debemos desarrollar: la Fe. No hablo de ningún tipo de fe religiosa. La fe hace referencia a creer en algo sin tener evidencias de ello. Por ejemplo, puedes tener fe en que mañana despertarás. Que estarás viv@. Esto es tener fe. No tienes ninguna garantía. Y sin embargo ahí estás, teniendo fe y es más, absoluta certeza de que esto va a ocurrir. Lo mismo puede pasar en otros ámbitos: por ejemplo el amor. Por ejemplo la salud. Por ejemplo las relaciones.

La energía vital

energía vital, pranaTu cuerpo está formado por átomos. Eso quiere decir que más allá de lo que ves, tu cuerpo es energía. Eso quiere decir que esa energía tiene una influencia en tu vida. El prana o energía vital, es la energía que respiramos, que está fuera de nosotros y que nos da vida. Hay una conexión con esa energía externa, ¡y no la vemos! ¿Acaso ves el oxígeno? Pero lo respiras, confías en que haya en tu próxima respiración. Bien, eso quiere decir que existe una energía que está por todas partes y que en cierta forma nos une, pues rodea y traspasa nuestro cuerpo físico. Si además la energía de las otras personas, animales u objetos también se mueve, también forma parte de nuestra energía. Es como si hubiera una gran red que nos conecta a todos a nivel energético o universal.

De ahí algunas teorías como la del Efecto Mariposa, o la filosofía del Ho’oponopono, entre otras.

Y si esto es así, pues imagínate, la cantidad de información que compartimos sin ser conscientes de ello. Esa información viene a través de nuestros cuerpos (en plural, pues tenemos más que un cuerpo físico) y también la absorbemos a través de los distintos centros energéticos de nuestro cuerpo físico.

Por ejemplo: Los pensamientos que tienes no los ves, pero sabes que están. Esos pensamientos se quedan en el campo áurico o cuántico mejor dicho. Ahora imagina que estás pensando en fastidiarle la existencia a alguien porque te ha hecho daño. Y tienes esos pensamientos pero no los llevas a término. Tú crees que te has eximido de la responsabilidad porque no lo has llevado a la acción. Pero resulta que esa información se ha quedado en el campo, y ahora conecta con otra vibración de otra persona que sí realiza esa acción en su realidad. Por eso es tan importante tener pensamientos lo más benevolentes posibles y lo más a menudo posible. Sobre ti, sobre las personas que amas, sobre las personas que te desagradan y sobre las personas que desconoces. Cuanto mayores pensamientos de benevolencia haya en ti y mandes al campo, mayor contribución estarás ejerciendo hacia tu entorno y el Planeta.

Esta es una manera sencilla de empezar a transformar la información del subconsciente.

También puedes hacer lo siguiente:

  1. Inhalas por la nariz en 7 tiempos.
  2. Aguantas la respiración con aire en los pulmones durante 7 tiempos.
  3. Exhalas por la nariz en 7 tiempos.
  4. Aguantas la respiración SIN aire en los pulmones durante 7 tiempos.
  5. Lo realizas 9 veces.

Finalmente hay que recordar que la información del subconsciente también viene influenciada por tu pasado, por tu família por tus ancestros, y toda esa información forma parte de ti. ¿Cómo puedes saber en qué te influye tu subconsciente?

Muy fácil. Todo lo que experimentas es un reflejo de un estado del ser tuyo. De tus creencias y de tus paradigmas. No hay nada, nada, NADA que puedas ver que no responda a información que tienes dentro de ti. Por ejemplo: te molesta que alguien nunca te escucha. Eso te irrita y te hace sentir sol@ y estás incluso evaluando si vale la pena mantener esta relación o no. Pues tengo que decirte que esa persona está mostrándote aspectos que tu puedes sanar. Descúbrete cuando tu tampoco escuchas, hazlo con humildad, con receptividad. Pregúntate también si te escuchas a ti mism@ o si te has olvidado de ti haciendo caso solamente a tu exterior. Esto es extrapolable en todas las áreas y aspectos de tu vida.

Entender que el subconsciente es tan potente, puede dar respeto, o miedo. El miedo incluso puede hacer que deseches esta información creyéndola falsa o inútil. Lo entiendo. Pero, ¿y si fuera cierta? Ábrete a conocer más aspectos de ti, ábrete al autodesarrollo, ábrete a una vida en plenitud y sobretodo con mayor consciencia, que desde mi opinión, es uno de los mayores regalos de la vida.

Transfórmate!

 

Tagged as , , , , , ,



Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies